En este momento inicial (inicial, porque son los primeros años) del uso de teléfonos móviles con acceso [casi] permanente a Internet, las aplicaciones diseñadas específicamente para ellos (sobre todo para iPhone y teléfonos Android) proliferan y nos ofrecen numerosas ventajas sobre el acceso desde el navegador. Sin embargo, esas ventajas no son específicas de las aplicaciones, y pueden ser ofrecidas directamente por las aplicaciones web, si están programadas pensadas en los dispositivos móviles.

Enumeramos a continuación esas ventajas, comentando a continuación nuestra opinión de cómo pueden ser ofrecidas (esas ventajas) también por una aplicación web.

  • Diseño específico para móvil. Una aplicación web con un diseño responsive debe ofrecer un diseño adaptado a cualquier tamaño de pantalla. Y esto incluye, en primer lugar, el diseño para dispositivos móviles.
  • Acceso directo a la aplicación. Esto no tiene mayor complicación; no hay inconveniente alguno en que un icono nos lleve directamente a una URL.
  • Capacidad de funcionar offline. Quizá sea el punto más complicado pero, desde luego, no hay nada que impida almacenar HTML/CSS/JS en local ni tampoco datos (HTML5 web storage) en local.

¿Qué opináis vosotros? ¿Tienen futuro las aplicaciones móviles? Presente, sin duda, sí lo tienen. Y son un buen negocio tanto para desarrolladores como para las plataformas sobre las que se desarrolla. Os invitamos a comentar (aquí, o en redes y medios sociales) vuestra opinión. Valoramos especialmente las opiniones que tengan puntos de vista diferentes (si son contrarios al nuestro, mejor aún).

Leave a comment

Your email address will not be published.

Si utilizas este sitio, damos por hecho que aceptas el uso de cookies más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar